reach

REACH o cómo promover un uso seguro de los químicos

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...
Comparte en redes sociales:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email
Share on tumblr

El Reglamento REACH vela por la transparencia en la industria química y el control de sustancias. 

Fabricar productos químicos como hace TotalEnergies es una actividad que involucra una gran variedad de sustancias. Imagínate el laboratorio de una persona que se dedica a la química: ¿a que la ves rodeada de muchos frasquitos llenos de sustancias de todos los colores? Es posible que también la imagines con el pelo chamuscado porque alguna mezcla no salió como esperaba. Esto se debe a que siempre existe cierto riesgo al manipular ciertas sustancias que conviene controlar. 

Esos riesgos no pasan solo por lo que pueda pasar de puertas adentro del laboratorio. También pueden afectar a la salud de otras personas y al planeta, ya que las sustancias químicas realizan un importante recorrido desde su fabricación, importación, distribución y, finalmente, su aplicación. Son riesgos que, por tanto, conviene atajar de principio a fin. 

Bien, pues por suerte para todos, existen normas como el Reglamento REACH que ayudan a que las sustancias químicas no acaben chamuscándonos ni a los humanos ni al medio ambiente. Lo hacen ofreciendo unas reglas claras para el sector y garantizando que se protegen tanto a las personas como al planeta. 

Qué es el Reglamento REACH 

Se trata de una norma europea que entró en vigor en el año 2007 y que se refiere al Registro, Evaluación, Autorización y Restricción de Sustancias y Preparados Químicos. En principio, se aplica a todas las sustancias químicas presentes en la vida diaria. 

Para cumplir con lo que manda este reglamento, las empresas deben identificar y gestionar los riesgos asociados a las sustancias que fabrican y comercializan en la Unión Europea. Así, deben demostrar cómo se deben utilizar dichas sustancias de manera segura. Tambiéncomunicar toda la información relativa a las medidas de gestión de riesgos a las partes implicadas. 

Para cumplir con estos objetivos, el Reglamento REACH contempla los siguientes procesos: 

– Registro: hay que registrar cualquier sustancia fabricada o importada en cantidades iguales o superiores a 1 tonelada anual. 

– Evaluación: se evaluarán los riesgos para la salud y el medio ambiente de toda aquella sustancia que suponga un riesgo conforme a los criterios establecidos para la asignación de prioridades. 

– Autorización: se deberá solicitar una autorización de uso para toda aquella sustancia considerada altamente preocupante (SVHC) conforme a lo que dispone el Reglamento REACH.Entre ellas se encuentran sustancias carcinogénicas, mutagénicas o tóxicas. 

– Restricción: hay ciertos usos de las sustancias que estarán prohibidos o restringidos cuando supongan un riesgo inaceptable para la salud humana y el medio ambiente. 

Qué supone el Reglamento REACH 

Su aplicación supone, en la práctica, una información mucho más completa sobre medidas preventivas en las fichas y hojas de datos de seguridad, referentes a la exposición a ciertas sustancias químicas. De esta manera, se promueve la prevención y el uso seguro de los químicos. 

Los objetivos del Reglamento REACH son tres, principalmente: 

– Garantizar un alto nivel de protección de la salud humana y del medio ambiente. 

– Mantener y reforzar la competitividad e innovación de la industria química en la UniónEuropea, favoreciendo la libre circulación de sustancias en el mercado interior. 

– Incrementar la transparencia y comunicación: con un mayor acceso a la información química, sanitaria y medioambiental, las empresas podrán utilizar las sustancias químicas de una manera más segura. 

A quién afecta el Reglamento REACH 

El Reglamento REACH no solo afecta a los fabricantes de productos químicos. De hecho, alcanza a todas las entidades legales de la Unión Europea, Noruega, Islandia, Liechstensteinexcepto Suiza que sean fabricantes, importadores, usuarias profesionales o industriales de sustancias químicas y/o distribuidoras. 

En este punto, conviene aclarar que los usuarios profesionales son aquellos que no son fabricantes ni importadores y que utilizan sustancias químicas durante su labor profesional. Por ejemplo, en esta categoría se enmarcarían tanto un taller de reparación de vehículoscomo una fábrica de automóviles. 

Qué tienen que hacer los distintos actores 

Los diferentes actores de la cadena de suministro de productos químicos deben cumplir con ciertas obligaciones.  

En el caso de las empresas que fabrican o importan sustancias, deben suministrar un dossier para cada sustancia que fabriquen o importen en territorio europeo en cantidades superiores a una tonelada por año. Si la cantidad es menor, hay que reportar la clasificación de cada sustancia peligrosa que se fabrique o importe en territorio europeo. 

Además, fabricantes e importadores deben encargarse de la evaluación química de seguridadde cada sustancia peligrosa, así como de identificar sus usos. Toda la información se debe comunicar a lo largo de la cadena de suministro. 

En el caso de TotalEnergies, todas las sustancias producidas o importadas por la compañíapara elaborar sus lubricantes han sido debidamente registradas, tal y como exige la normativa. Incluso para aquellas que no produce o importa la compañía de manera directa, se ha recibido confirmación por parte de los proveedores de que dicho registro se ha llevado a cabo.  

Además, las sustancias SVHC presentes en los lubricantes de TotalEnergies por encima del límite del 0,1% establecido por la normativa se comunican debidamente en la hoja de seguridad de dichos productos, una información que se actualiza rápidamente si la Agencia Europea de los Productos Químicos (ECHA) publica alguna actualización. No solo eso: lacompañía confirma que los productos que comercializa no contienen sustancias contenidas recogidas en el anexo XIV de la lista de autorización REACH. 

De esta manera, Total Energies puede garantizar que los lubricantes que comercializa cumplen rigurosamente con el Reglamento REACH

Por su parte, los usuarios profesionales o industriales deben asegurarse de que cada producto o sustancia se utilizan de manera acorde a las medidas de control de riesgo y las condiciones mencionadas en la documentación sobre seguridad proporcionada por el fabricante o el importador y en los distintos escenarios de exposición. 

Las sustancias químicas son elementos muy beneficiosos para la humanidad. Utilizarlas de manera correcta y segura nos protege tanto a los humanos como al medio ambiente. Por eso son tan importantes las normas que, como REACH, velan por minimizar los riesgos en este sentido. 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...
Comparte en redes sociales:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email
Share on tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *.
Le recordamos que Este blog es participativo, aunque TOTAL ESPAÑA se reserva el derecho a la revisión y moderación de los comentarios recibidos en el mismo.Para más información, consultar nuestra sección de normas del blog

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a sus hábitos de navegación. Puede obtener más información leyendo nuestra Política de protección de datos y cookies