API

API: así funciona el organismo detrás de las normas del aceite 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando...
Comparte en redes sociales:

Esta institución, API, vela por el desarrollo de productos de calidad adecuados para los motores. 

¿Recuerdas las categorías API? Te hemos hablado de ellas ya varias veces porque son muy importantes a la hora de determinar la calidad de un lubricante. Indican qué prestaciones debe ofrecer un aceite para evitar problemas como el LSPI o facilitar el ahorro de combustible

Detrás de esas categorías API, dirigidas a motores de gasolina y diésel, existe una institución conocida como Instituto Americano del Petróleo —API responde a sus siglas en inglés—. En este artículo vamos a conocer un poco mejor este organismo y el trabajo que desarrolla para elaborar las conocidas categorías API. 

¿Qué es el Instituto Americano del Petróleo (API)? 

En primer lugar, conviene saber que API es una asociación que representa todos los segmentos de la industria del petróleo y el gas natural en Estados Unidos. Entre sus actividades se encuentra la representación legal, la conducción de investigaciones, el desarrollo de normas y certificaciones o la organización de eventos. 

Los comienzos de API tuvieron lugar en 1919, cuando surgió como una organización para establecer estándares. Desde entonces ha desarrollado más de 800, siempre con el objetivo de mejorar la seguridad, aumentar la eficiencia e incrementar la viabilidad operativa y ambiental de la industria. 

De hecho, API trata de resolver los problemas que se plantean en todos los segmentos de la industria del petróleo y el gas natural en Estados Unidos, satisfaciendo una demanda creciente e impulsando el crecimiento económico. Para cumplir con esta responsabilidad, los miembros de API defienden una serie de principios

1. Promover la producción, el transporte, el refinado, la comercialización, así como el uso seguro y responsable tanto del petróleo como del gas natural en Estados Unidos para satisfacer la demanda creciente de energía asequible y fiable. 

2. Reducir el impacto medioambiental y mejorar la salud y la seguridad de sus empleados, operaciones y comunidades. 

3. Mejorar la integridad de las operaciones en todo el sector aplicando las normas API, implementando programas de formación y participando en iniciativas de mejora del rendimiento.  

4. Promover el libre mercado y el libre comercio, como la piedra angular de los esfuerzos de la industria para competir e innovar para hacer frente a las necesidades energéticas actuales y futuras. 

5. Apoyar una regulación gubernamental, así como otras políticas que aborden los retos críticos de la industria y establezcan normas para toda ella, que promuevan la innovación, la inversión y la competitividad internacional de Estados Unidos. 

6. Comprometidos a contratar, formar y desarrollar una mano de obra altamente cualificada y diversa.  

La misión de API 

Tal y como se desprende de los principios que acabamos de ver, la misión de API consiste en promover la seguridad en todo el sector. También influir en las políticas públicas para el desarrollo de una industria del petróleo y el gas natural de Estados Unidos sólida y viable. 

Entre otras actividades, API realiza e impulsa investigaciones sobre análisis económicos, además de publicar estadísticas y datos sobre los distintos aspectos de las operaciones de la industria de Estados Unidos. Se trata de una información muy valiosa para conocer el estado real del sector e identificar puntos de mejora. 

Las normas API 

Entre las iniciativas más importantes de API se encuentra una que lleva desarrollando más de 90 años: las normas del sector del petróleo y la petroquímica, así como de los equipos de operación.  

Como mencionábamos más arriba, API mantiene más de 800 estándares y prácticas recomendadas, de las cuales muchas se han incorporado a las reglamentaciones estatales y federales. También son adoptadas por la Organización Internacional de Normalización, una federación global que agrupa a más de 100 organizaciones dedicadas al desarrollo y aplicación de normas. 

Entre otras certificaciones, API proporciona el Sistema de Certificación y Licencia de Aceite de Motor (EOLCS). Esta es una iniciativa de especial valor para los consumidores, ya que les proporciona una información muy importante sobre los productos que adquieren.  

Se trata de un programa voluntario de licencia y certificación que autoriza a utilizar los logos API de calidad de aceite de motor a aquellos comercializadores que cumplen con unos requisitos determinados.  

Estos logos van situados en las etiquetas del envase de aceite. Su objetivo consiste en ayudar a los consumidores a identificar los aceites de motor que cumplen los requisitos de calidad establecidos por el fabricante del vehículo para sus vehículos de gasolina o diésel. 

La función de organismos como API ayuda a los fabricantes de lubricantes a desarrollar la calidad de sus aceites y adaptarlos a las exigencias de los motores a medida que van evolucionando. Esto es algo muy beneficioso para los consumidores, que obtienen así los aceites de motor más adecuados para proteger la vida útil de sus vehículos. 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando...
Comparte en redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *.
Le recordamos que Este blog es participativo, aunque TOTAL ESPAÑA se reserva el derecho a la revisión y moderación de los comentarios recibidos en el mismo.Para más información, consultar nuestra sección de normas del blog

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a sus hábitos de navegación. Puede obtener más información leyendo nuestra Política de protección de datos y cookies