tractores

Tractores: claves para un buen mantenimiento

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando...
Comparte en redes sociales:

Los tractores son máquinas que trabajan duro y se merecen tu atención. Aquí tienes algunos consejos para cuidarlas.

Hay vehículos a los que se les exige mucho y los tractores agrícolas están entre los que se llevan la palma. Expuestos a contaminantes, condiciones ambientales extremas, largas jornadas de trabajo y con un uso severo y extremo, los tractores se ganan a pulso un buen mantenimiento.

De hecho, un buen mantenimiento de los tractores es esencialpara evitar averías y paradas no programadas capaces de descuadrar cuentas y operaciones. Al mismo tiempo, permite mantener un consumo de combustible adecuado y alargar su vida útil al máximo.

¿Qué cómo se hace un mantenimiento adecuado a un tractor? Has venido al lugar adecuado, porque en este mismo artículo te vamos a dar las claves para conservar su estado óptimo y extraerle el máximo rendimiento.

Consejos para el buen mantenimiento de un tractor

Lee con atención el manual del fabricante

Los primer que hay que hacer para realizar un adecuado y correcto mantenimiento de un tractor agrícola es leer y hacerlo con detenimiento. Concretamente, el manual de mantenimiento del fabricante, donde está toda la información que necesitas.

Como ocurre con cualquier otro vehículo o maquinaria, en el manual del fabricante encontrarás las especificaciones técnicas de tu modelo, los tipos y características de los lubricantes y fluidos más adecuados para el tractor, los periodos de cambio recomendados, así como las diferentes piezas y accesorios adecuados al vehículo.

Este manual también te permitirá anticipar y programar los periodos de mantenimiento del vehículo, además de elegir los productos adecuados y recomendados por el fabricante para mantenerlo en perfectas condiciones.

Mantenlo limpio

Aunque se supone que, por su trabajo, un tractor debe tener barro hasta en el retrovisor, lo cierto es que una buena limpieza es fundamental para mantenerlo en forma. No solo mejorará el aspecto del vehículo, sino que también reducirá la corrosión y prolongará la vida útil de los diferentes elementos y componentes.

Para una limpieza diaria, bastará con que utilices agua y jabón. Para una limpieza más profunda, puedes usar productos especializados. Recuerda limpiar el chasis y las ruedas, así como el exterior del motor y del sistema de refrigeración.

Siempre que sea posible, procura no dejar el tractor a la intemperie, sino protegido del sol, el polvo y la lluvia, especialmente cuando no lo vayas a utilizar durante una temporada.

Supervisa el tractor antes y después de cada jornada

Si tu tractor te va a ayudar a realizar tu jornada de trabajo, lo mínimo que debes hacer es dedicarle un buen vistazo. Antes de empezar a trabajar, comprueba su estado: que las ruedas están infladas, que los niveles de combustible y lubricantes sean los correctos y que no haya elementos o piezas sueltos o dañados.

Una simple inspección visual te ayudará a detectar fugas de líquidos o manchas frescas que puedan provenir de los diferentes fluidos de diferentes elementos (circuito hidráulico, motor, transmisión, sistema de refrigeración…).

Cuando finalices la jornada de trabajo, realiza otra inspección similar para asegurarte de que no haya problemas que deban ser atendidos antes de la próxima.

Inspecciona los neumáticos

Los neumáticos de un tractor son una parte importante su rendimiento. Comprueba regularmente la presión de los neumáticos para asegurarte de que estén inflados a la presión adecuada. Revisa también que no haya cortes, deformidades o desgaste excesivo que puedan afectar su rendimiento.

Revisa correas, manguitos y filtros

Las correas, mangueras y filtros son piezas importantes que debes revisar regularmente. Las correas pueden desgastarse o romperse con el tiempo y esto puede afectar al rendimiento del motor. Por su parte, las mangueras pueden agrietarse o romperse, algo que puede generar fugas de líquidos y causar daños graves en el motor.

Comprueba los fluidos regularmente

El lubricante del motor, el de la transmisión, los aceites hidráulicos, el refrigerante, el combustible, el líquido de frenos o el de la dirección son fluidos muy importantes que conviene revisar regularmente para mantener el rendimiento del tractor.

Asegúrate de que los niveles de estos fluidos son correctos y de cambiarlos en su momento, siempre según las recomendaciones del fabricante. También es importante comprobar que los fluidos estén limpios y libres de impurezas que puedan ocasionar caídas de rendimiento, funcionamientos erráticos o averías.

Comprueba el sistema de refrigeración de motor

El sistema de refrigeración es uno de los más importantes en un tractor. ¿Por qué? Pues precisamente por el trabajo tan exigente que realizan estas máquinas. De hecho, el estado de este sistema influye directamente en el rendimiento del motor y en la vida útil del tractor.

Asegúrate de que el líquido de refrigeración esté en el nivel adecuado y que el sistema esté libre de fugas y obstrucciones. Vigila cada día que el líquido refrigerante tiene un nivel correcto y procura sustituirlo, al menos, cada dos años porque irá perdiendo sus propiedades con el tiempo y el uso.

La (buena) lubricación

Ya sabes que debes prestar atención a los diferentes depósitos y niveles de los distintos lubricantes y fluidos del tractor. Sin embargo, no debes olvidarte de todos los diferentes elementos del vehículo que se mueven y, por tanto, precisan una lubricación adecuada para evitar fricciones y sobrecalentamiento, ruidos extraños y pérdidas de potencia.

No podemos insistir más: asegúrate de que los niveles de los diferentes fluidos están en el nivel correcto y de utilizar productos de calidad, siguiendo siempre las recomendaciones del fabricante.

El mantenimiento de los tractores agrícolas es esencial para su rendimiento y para alargar su vida útil. Eso sí, no olvides que cada tractor es diferente y que puede tener necesidades de mantenimiento específicas.

Siempre debes consultar el manual del fabricante y seguir sus recomendaciones para asegurarte de que tu tractor está en óptimas condiciones. Así contarás siempre con una herramienta fiable y duradera para tu trabajo.

Comparte en redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *.
Le recordamos que Este blog es participativo, aunque TotalEnergies Marketing España se reserva el derecho a la revisión y moderación de los comentarios recibidos en el mismo.Para más información, consultar nuestra sección de normas del blog

Artículos relacionados