fluidos

Lubricantes y otros fluidos para vehículos eléctricos (II)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...
Comparte en redes sociales:

Los fluidos de refrigeración y transmisión de estos automóviles son muy especiales. Te contamos por qué.

Ya te contamos que los vehículos eléctricos no utilizan lubricantes para sus motores como los convencionales. Sin embargo, estos automóviles sí que necesitan lubricación en otras partes. Incluso requieren fluidos que, aunque su principal misión no sea lubricar, sí deben contar con ciertas propiedades lubricantes.

Esto quiere decir que, aunque los vehículos eléctricos utilizan líquidos para la transmisión o refrigerantes como los automóviles convencionales, esos fluidos tienen algunas diferencias sustanciales. El simple hecho de que puedan entrar en contacto con cables eléctricos o componentes por los que pasa electricidad tiene una influencia muy importante en su formulación.

Cómo son los refrigerantes y fluidos de transmisiones para vehículos eléctricos

Los fluidos de refrigeración para vehículos eléctricos entran en contacto con unos componentes especialmente importantes: las baterías. Se trata de elementos que funcionan de manera óptima en un rango muy determinado de temperaturas.

Por esa razón, los refrigerantes son tan importantes en un vehículo con motor eléctrico: son los que se encargan de sacar calor de las baterías para que vayan como la seda. Es más: estos fluidos también pueden refrigerar tanto el motor eléctrico como los sistemas de potencia.

En este sentido, el fluido deberá cumplir su función refrigerante, pero también debe tener ciertas características esenciales para que no se produzcan descargas eléctricas que puedan causar un problema.

Por otro lado, tenemos los fluidos para las transmisiones para vehículos eléctricos. Estos son los que, además, requieren ciertas propiedades lubricantes para asegurar un correcto funcionamiento de estos sistemas.

Características de los fluidos para vehículos eléctricos

¿Qué quiere decir todo esto? Que a la característica esencial de estos productos – tomar energía en el punto donde contacte con altas temperaturas para refrigerarlo- se deben unir otras:

Aislamiento: el producto debe ser aislante, es decir, no debe facilitar el paso de la electricidad o descarga eléctrica, que puede causar daños en los sistemas. Esa capacidad aislante deberá mantenerse en el tiempo, lo que significa que no debe afectarla la presencia de elementos como el polvo o la humedad. Para controlar esto están las características de las propiedades dieléctricas del producto, que son las que van a determinar si es aislante o no – resistividad eléctrica, pérdida de transmisión de carga…-.

– Refrigeración: estos fluidos para vehículos eléctricos deben contar con una importante capacidad para refrigerar. Al funcionar a altas velocidades, se pueden dar elevadas temperaturas en los sistemas eléctricos y elementos mecánicos. Por eso es necesario que los productos utilizados tengan una sólida capacidad para conducir el calor y almacenarlo. Las propiedades térmicas del fluido son las que se controlan en este punto.

– Lubricación: además de todo esto, los productos que están en contacto con las piezas mecánicas de las cajas de cambios y las reducciones deberán ser lubricantes. El objetivo no es otro que facilitar el movimiento de las piezas y reducir los posibles desgaste que se puedan dar. Las propiedades características de un aceite normal son las que se aplicarían aquí, como es el caso de la viscosidad.

– Estabilidad: especialmente en el caso del líquido de refrigeración de las baterías, debe tener un punto de inflamación elevado y ser muy estable en el tiempo para proteger estos elementos de posibles incendios.

– Proteger de la corrosión: esto es muy importante en los sistemas de potencia del vehículo. Los fluidos no deben atacar los productos que envuelven y aíslan los cables de cobre y, en el caso de que entraran en contacto con él, no deben corroer este elemento.

Son muchas las características que deben cumplir los fluidos para los vehículos con los motores más hibridados y los eléctricos. Esta es la razón por la que se han creado nuevas gamas específicas para ellos, tanto para los vehículos ligeros como para los pesados.

Utilizar el producto más adecuado a cada vehículo es imprescindible para cuidar de él. Una realidad que, tal como has podido comprobar, debes tener muy presente incluso si tu automóvil monta motores eléctricos.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...
Comparte en redes sociales:

3 comentarios en “Lubricantes y otros fluidos para vehículos eléctricos (II)”

  1. Gracias por los consejos. El mantenimiento del coche es primordial para evitar futuras averías. Tengo el PEUGEOT E-208 y tu artículo me ha ayudado a conocer mejor mi vehículo!

  2. Hola, querría saber el plan de mantenimiento con los fluidos que indican de mi próximo coche un Peugeot e-2008, gracias un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *.
Le recordamos que Este blog es participativo, aunque TOTAL ESPAÑA se reserva el derecho a la revisión y moderación de los comentarios recibidos en el mismo.Para más información, consultar nuestra sección de normas del blog

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a sus hábitos de navegación. Puede obtener más información leyendo nuestra Política de protección de datos y cookies